Harry Potter, el libro favorito de los niños

Ahora que la saga vuelve a estar de moda gracias a la publicación del guion de la obra de teatro Harry Potter y el legado maldito y el estreno de la película Animales fantásticos y dónde encontrarlos, que es un spin-off relacionado tangencialmente con la saga original, no está de más recordar de dónde viene todo este éxito, por qué la saga literaria –y posteriormente cinematográfica- Harry Potter fue tal fenómeno mundial y por qué a día de hoy sigue siendo el libro favorito de los niños.

Más de 450 millones de libros y traducciones a 73 idiomas es algo que se dice pronto, pero resulta que rompe todos los récords habidos y por haber en la historia de la literatura, y es que no hay nada como los libros personalizados para niños. ¿Qué es lo que ha hecho posibles estos números? ¿Por qué cuando llegó a finales de los 90 a las librerías de todo el mundo consiguió hacer que el público infantil volviera a leer y también los mayores se engancharan a esta archiconocida saga de un niño y sus andanzas en una prestigiosa escuela de magia?

No solo para niños

Uno de los motivos es que combina perfectamente el mundo de fantasía de la magia y seres que nunca encontraríamos en la vida real con personajes humanos jóvenes y muy cercanos, que a pesar de sus poderes y lo extraña que es la escuela a la que van tienen los mismos problemas y preocupaciones que los lectores junto a los que crecen, lo que facilita mucho que desde el otro lado del libro los niños y los adolescentes se identifiquen con ellos.

Nada de esto serviría de nada si no fuera por el estilo narrativo de la autora, J.K. Rowling, que consigue el difícil equilibrio entre usar un lenguaje muy descriptivo y que el resultado sea de todas formas ameno y fácil de leer. No es sencillo conseguir algo así, no hay más que leer a Tolkien para darse cuenta de que un libro puede ser bueno pero aun así algo farragoso.

Y no solo eso: el dominio del ritmo de la autora es espectacular. Sea como sea el capítulo en cuestión, se trate de un combate con un enemigo o una clase en Hogwarts, siempre terminan de una forma que nos hace querer saber más, y esto es algo que funciona tanto en adultos como en niños.

Una buena manera de aprender

No es tan evidente, pero sin duda es una de las causas del éxito: a pesar de que el mundo de Harry Potter es original, hay muchas referencias a la cultura popular y clásica, desde la resonancia latina de los conjuros hasta los monstruos surgidos de la mitología griega.

Y, por supuesto, lo que también funciona para atrapar al público más joven es la transmisión de valores que nos hacen crecer como personas, como son la amistad, el esfuerzo, la valentía o la confianza en los demás y en un mismo, razón por la que profesores y padres recomendaron a sus niños la lectura de esta saga de 7 libros que ha sido todo un fenómeno cultural de masas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *